Fresco de sandía

El agua de sandía es una de las tradicionales aguas frescas mexicanas y es de lo más fácil de hacer. Necesitas solo de cinco ingredientes y 10 minutos. Ideal para tus comidas y celebraciones.

Bebidas
30 minutos
8 Porciones

Ingredientes

½ Sandía pelada, sin semillas y cortada en cubos

1 taza de Azúcar

8 tazas de Agua

1 Limón

Hielo

Preparación

Paso 1 : Pon una taza de agua al fuego, cuando esté calientita, agrega el azúcar y mezcla muy bien hasta que se haya disuelto perfectamente bien, déjalo aparte.

Paso 2 : Este paso es importante, disolver azúcar en agua fría toma mucho tiempo y si no se disuelve bien se depositará en el fondo de la jarra. El agua no necesita estar super caliente, entre tibia y calientita funciona.

Paso 3 : En una licuadora coloca los cubos de sandía (posiblemente necesites hacer esto en dos tandas, dependiendo del tamaño de tu licuadora). Agrega 3 tazas de agua y licúa hasta que la sandía se haya disuelto por completo en el agua.

Paso 4 : Añade el agua con el azúcar y el jugo de limón

Paso 5 : Divide y vacía la mezcla de sandía, azúcar y limón en las dos jarras. Agrega las 4 tazas de agua restantes (2 por jarra). Si tienes una jarra, olla o tupper de 4 litros mejor.

Paso 6 : Mete al refrigerador y sirve con mucho hielo.