En Costa Rica es muy común encontrar los mercados agrícolas, lugares donde desde muy temprano los agricultores de provincia se apostan con una variedad de productos frescos y de excelente calidad. Podrá encontrar un multicolor de frutas, verduras y hortalizas cultivadas en muchos casos de manera orgánica. Por ello, si prefieres la cocina vegetariana sin lugar a dudas no dejes de visitar estos sitios que generalmente encontrará en cualquier parte del país.

Pero si no quiere perderse la experiencia de disfrutar de los platos más emblemáticos de la cocina tica, no hay problema puede lograrlo sin muchos contratiempos. Por ejemplo, puede comenzar el día con una explosión de energía con un suculento desayuno tradicional, el tradicional Gallo Pinto, una mezcla de arroz y frijoles sazonados y aromatizados con el infaltable cilantro y acompañados de huevos, tortillas, queso y un buen café.

Cuando se acerque la hora del almuerzo, puede disfrutar de uno de los platos clásicos, el Casado, una armoniosa combinación de arroz y alubias que suele acompañarse con ensalada, plátanos, un delicioso picadillo y la pieza fundamental que aporta la proteína animal, pero que sin lugar a dudas puedes obviar sin menoscabar el valor nutricional de tu elección.

Otra de las opciones que tiene a mano son la variedad de frutas deliciosas que le harán perderse entre los aromas, aromas y frescura; como ejemplo de ello están los típicos pejibayes, el maracuyá, guanábanas, jocotes, rambután o mamón chino, sandías, mangos, papayas entre muchos otros.

Así que no tema explorar este estilo de alimentación en una gastronomía donde el amor por la comida y sus productos locales son parte de la cultura del costarricense.