Las melcochas de natilla son un dulce tradicional costarricense que se elabora a base de crema agria y azúcar. Es el protagonista de una hermosa tradición llamada “La Fiesta de las Melcochas de María”, que se celebra cada 7 de diciembre en San Ramón, Costa Rica, en la víspera de la celebración en honor a la Inmaculada Concepción de María. En esta fiesta popular, niños de todas las edades corretean con algarabía las calles de la ciudad gritando vivas a la Virgen María y visitando las casas donde vive alguna persona con ese nombre, y le gritarán "María, María, y ella preguntará ¿Qué causa tanta alegría? a lo que los niños responderán -” melcochas, melcochas"; y María les regalará deliciosas melcochas, caramelos y confites.

La tradición nació en el Bajo La Paz en los años de 1900, donde una señora llamada Doña Paula Mesén, decidió hacer melcochas para repartir a los niños en honor a la Virgen María, por lo que hasta hoy día esta festividad se conmemora con mucha alegría y devoción.

Las melcochas de natilla son caramelos de crema agria con un sabor y una cremosidad muy parecida a la natilla tradicional. La textura de estos deliciosos dulcitos es variada, pudiendo encontrar melcochas con una consistencia dura y otras parecidas a las de un caramelo. La receta de estas melcochas ha venido pasando de generación en generación y nada más saborearlas evoca gratos recuerdos en nuestra memoria.

Las melcochitas son muy fáciles de encontrar en panaderías, tiendas de comestibles y puestos de venta ambulantes. No esperes más y comparte esta dulce tradición que encanta a todos los costarricenses.