En la provincia caribeña de Limón, la hospitalidad de su gente es uno de sus mayores atractivos junto con el sincretismo cultural y gastronómico que la convierten en una de las mejores cocinas del país. La cocina limonense es muy exótica con sabores especiados y picantes, característicos principalmente de las influencias culinarias indígenas, afroantillanas, chinas e hindú.

En la cocina limonense encontrará muchos sabores picantes donde se utiliza el chile panameño, combinado con verduras, especies y hierbas aromáticas como el tomillo. Otros de los ingredientes que nunca faltan en las preparaciones son el aceite y la leche de coco que le aportan un sabor inigualable a los diversos platillos que podrás disfrutar en cada rincón de la región.

De las influencias jamaiquinas, un ingrediente que es utilizado es la susumba, una fruta verde de sabor amargo que se utiliza en preparaciones a base de pescados. Tradicionalmente en el menú de los limonenses, podía encontrar platos que eran elaborados con hojas verdes, tales como el calalú y el yokotó, recetas preparadas por los pobladores de mayor edad donde hervían estas hojas junto con bacalao seco.

En cuanto a las influencias hindúes y chinas, la cocina de Limón adoptó ingredientes como el jengibre, el chutney una especie de condimento agridulce elaborado a base de mango, tamarindo y pasas. También se encontrará diversos postres donde no faltarán los sabores de la nuez moscada, la canela y el clavo de olor.

Entre los platos más representativos de esta cultura culinaria están los deliciosos platos de pescado fresco o mariscos cocidos con hierbas, verduras y frutas, como el popular rondón, un guiso a base de mariscos y tubérculos en leche de coco y especias. Las famosas empanaditas rellenas de carne especiada, conocidas como patí, nunca faltará que algún vendedor se las ofrezca en las calles de esta espectacular provincia.