Lleva ingredientes considerados parte de la cultura de muchos países, con la conquista de américa los españoles introdujeron varios cultivos sobre todo en México y Sudamérica.

El gallo pinto se come en toda Latinoamérica con sus variantes de ingredientes y distintos modos de preparación.

Parece muy difícil saber quién fue el creador de esta mezcla, a quien se le ocurrió mezclar arroz con frijoles y condimentos. Lo más probable es que haya surgido de manera natural o independientemente en diversas culturas.

Este plato tan conocido en costa rica a lo largo del tiempo fue recibiendo distintos nombres: revuelto, arroz sucio o como lo llamaban en san Sebastián, al sur de san José “tentempié”. El platillo era muy usado y reconocido por ser consumido en las fiestas acompañado de aguadulce.

Costa rica fue quien denomino este platillo como gallo pinto ya que el platillo era igual a su nombre, cuando los frijoles son rojos da la impresión del plumaje de un gallo pinto.

Sin embargo, muchos dicen que esta no es la verdadera historia y que este platillo nace en el siglo XX y que la gente no tenía la costumbre de invitar personas a su casa, sino que los familiares decidían ir a visitarlos por cuenta propia. Normalmente eran visitas sorpresa ya que no había manera de anunciarse por lo tanto surgió este platillo de manera improvisada por así decirlo.

Lo más frecuente es que se visitaran en fiestas patronales y hacían este platillo.