La historia del chocolate es tan rica como su sabor y tiene un lugar significativo en la historia de Costa Rica también.

El grano de cacao era un cultivo muy apreciado y sagrado entre los pueblos Chorotega y Bribri de Costa Rica. Los Chorotega usaron el grano como moneda hasta la década de 1930. Este grano de cacao fue muy importante, cultural y económicamente, para los pueblos indígenas de Costa Rica. Las mujeres de la tribu Bribri hacían una bebida especial de chocolate con el grano para los rituales y celebraciones.

Antes de que el café y los plátanos tomaran el relevo, el cacao era antes la principal exportación de Costa Rica. Mientras que otros países como Ecuador, Colombia y Venezuela también cultivan y exportan cacao, Costa Rica es única debido a que los árboles de cacao se cultivan en múltiples regiones del país. Las provincias de Guanacaste, Alajuela, Talamanca, Cartago y Puntarenas tienen prósperas plantaciones de cacao. Sin embargo, a finales del decenio de 1970 un hongo acabó con más del 80% de los árboles de cacao en Costa Rica, devastando la industria del cacao.

Entonces, ¿cómo exactamente estos granos de cacao amargo se convierten en delicioso chocolate? Hay una variedad de recorridos que puedes hacer si estás interesado en aprender todo el proceso de fabricación del chocolate, desde la semilla hasta el árbol, pasando por el grano y el chocolate.

En resumen, los granos de cacao primero se tuestan, luego se rompen, se trituran, se muelen para formar una pasta, se trituran y luego se atemperan (calentar, enfriar, calentar y enfriar) varias veces. El proceso puede durar hasta una semana para obtener un chocolate de mayor calidad.