¿Has escuchado del gallo pinto?  Este plato consiste en arroz mezclado con frijoles negros, plátanos, huevos fritos o revueltos, carne picada y tortillas, el cual puede ser sustituido por arroz integral, plátanos hervidos y tortillas de nopal, aportando de este modo tan solo 350 kcal siendo un plato nutritivo y delicioso. Si, aunque es un platillo que tradicionalmente se emplea en el desayuno, este puede ser un delicioso y ligero almuerzo debido a lo cargado de sus componentes.

Por otro lado, está el “casado” que se compone de frijoles, arroz con pimentón y cebollas picadas, ensalada de repollo con zanahoria y tomate, plátanos fritos y una opción de proteínas que pueden ir desde carne, pollo, pescado, cerdo o ternera según sea la elección, este plato contiene 600 kcal para una porción de aproximadamente 300 gr, pero ¿cómo hacerlo más saludable? El arroz puede ser sustituido por uno integral, los plátanos en vez de freírse pueden ser sancochados o al horno y la proteína puede ser un trozo macizo de cerdo debido a que es una de las carnes con menor contenido calórico y de este modo el plato se reduce a tan solo 427 kcal, un cambio drástico e igual de delicioso.

Para culminar se encuentra la “olla de carne” un delicioso guiso hecho con trozos de carne, maíz, plátanos, camotes, papa, zanahoria, yuca y chayote con un contenido calórico de 600 kcal pero que esto puede ser lo de menos cuando se busca una fuente elevada de proteína como esta y nutrientes que vienen con todos estos vegetales y tubérculos. Una manera de reducir el contenido calórico es retirarle la grasa a la carne, reducir la porción a consumir y el sodio que se le coloque a la hora de condimentar. 

La comida costarricense puede ser tu aliada si lo que deseas es recuperar músculo y tener una dieta rica en proteínas y nutrientes varios.